La donación de órganos salva vidas

#EnciendeUnaLuz en apoyo a la donación

#EnciendeUnaLuz en apoyo a la donación

After being on the waiting list for more than a month, Lella received a new liver at just seven months old. Now an active, healthy and exceptionally happy little girl, Lella plays t-ball, swims and loves to read.

Aprende más   >

Decir Sí a la Donación de órganos, ojos y Tejidos Salva Vidas

Tú puedes ser el héroe de una persona al incribirte como donante en el Registro de Donantes de Done Vida Colorado. Una decisión heroica puede salvar y sanar vidas. 

Donate Life Colorado Statistics

one donor can save and heal more than 75 lives through tissue donation.

Donate Life Colorado Statistics

one donor can save the sight of 2 individuals through eye donation.

Donate Life Colorado Statistics

67% of Coloradans have signed up to be organ, eye and tissue donors.

Around 1,500 people in Colorado are waiting for a lifesaving organ transplant.

Donate Life Colorado Statistics

one donor can save up to eight lives through organ donation.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec eget rhoncus arcu. Sed sed velit vel tortor vehicula lacinia.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec eget rhoncus arcu. Sed sed velit vel tortor vehicula lacinia.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec eget rhoncus arcu. Sed sed velit vel tortor vehicula lacinia.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec eget rhoncus arcu. Sed sed velit vel tortor vehicula lacinia.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec eget rhoncus arcu. Sed sed velit vel tortor vehicula lacinia.

Yvette

Receptora de Trasplante de Hígado Parker, CO

«Fue un día normal como cualquier otro día», cuenta Yvette. «Estaba sentada en casa comiendo sopa y viendo la televisión cuando sonó el teléfono. Vi en el identificador de llamadas que era del centro de trasplantes. Cuando me dijeron que iba a recibir un nuevo hígado, me solté llorando».

En el 2001, a Yvette le diagnosticaron una enfermedad hepática poco frecuente llamada colangitis esclerosante primaria. Su pronóstico era grave, ya que la enfermedad eventualmente le causaría insuficiencia hepática total. No hay cura para la enfermedad, por lo que la única esperanza de Yvette era recibir un trasplante de hígado.

Mientras Yvette esperaba que un hígado estuviera disponible, su salud se iba deteriorando lentamente, y se puso tan grave que, finalmente tuvo que dejar de trabajar. Doce largos años después de su diagnóstico, finalmente recibió una llamada en la que le informaban que había un hígado disponible para ella.

Desde su exitoso trasplante, Yvette ha sentido que ha recuperado su energía y que ha podido volver a vivir su vida. En 2014, Yvette incluso compitió en los Juegos de Trasplantes de América, que tienen como objetivo mostrar al mundo que los receptores de trasplantes pueden llevar —y llevan— una vida plena y exitosa. Yvette ganó nueve medallas en ciclismo y competencias de atletismo.